Vivo

Siguiendo con la conversación en la que nos sumimos mi acompañante y yo, me dijo:   ¿vivo?   te ha pasado algo de salud grave, has tenido un accidente, etc… Reí y lo calmé, VIVO por lo siguiente, y empecé a hacerle participe de mi planteamiento:   AFORTUNADO Y VIVO   Claro que vivo, si…

Afortunado

El otro día paseaba por Córdoba, por las calles del centro y me encontré con un amigo que hacía tiempo no veía. Nos saludamos y entablamos una leve conversación mientras seguíamos andando, llevábamos la misma dirección. Me preguntó como estaba, como me iba todo …. Respondí que: – bien, tranquilo, y “AFORTUNADO” Emitió una carcajada…

Momentos

Cuenta la leyenda que las personas suspiran buscando ese extra de oxígeno que necesitan para poder continuar con ese acto, pensamiento o hecho que están viviendo. Un suspiro para dejar escapar un dolor que puedes estar sintiendo el cual te sirve para lograr liberarte de dicha carga, suspiro por la melancolía de un hermoso recuerdo…