Efectivamente…., por triste, angustioso, o incluso macabro que parezca decirlo, te vas a morir….

Pero no sabes cuándo, ni yo ni nadie. Sólo hace falta mirar a tu alrededor para ver como personas de un día a otro ya no están, amigos, familiares, conocidos…da igual, todos tenemos el mismo destino seamos como seamos o tengamos lo que tengamos.

 

Una vez que lo sabes….¿qué te queda?…ni más ni menos que Vivir.

 

Leí una vez en el libro “En busca de la Felicidad” de E.Punset (muy recomendable por cierto), “que existe vida antes de la muerte” y eso significa simplemente que tenemos que pensar en eso, en vivir antes. Sólo te morirás un día, el resto no.

 

Me he pasado casi toda mi vida sin pensar en ello, no es algo agradable la verdad, pero cuando tienes gente cercana que se va, empiezas a darte cuenta de que es real, igual que nacer, todo tiene un final.

 

De todo en esta vida hay que aprender, y de la muerte no iba a ser menos, aprender y hacer, ahora mismo me vienen a la mente tópicos tan típicos como “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy” ”no te quedes con las ganas de decir te quiero a alguien” “no dejes pasar el tren”….y tantos como hay. Pero es que son verdad, para qué vas a esperar a dar un paso importante si luego puede ser tarde, para qué guardarte dentro palabras de cariño o incluso enfado si luego puede que no puedas decirlas.

Yo misma entro muchas veces en la dinámica del día a día y paso por alto lo aprendido, menos mal que una es como es y suelo volver al redil de mi “locura” en cuanto me doy cuenta….

Si me río….lo hago a carcajadas.

Si me gusta una canción…la bailo sin importarme nada.

Si me enfado….no existen palabrotas en el diccionario suficientes.

Si quiero….ten por seguro que es sin barreras ni obstáculos imposibles.

Si lloro….me deshidrato.

Si ando…es siempre para delante.

 

Por eso, todos los días aprovecho para vivir un poco más, para no estar con personas que no quieran compartir mi camino y si con las que me aportan algo, para dejar huecos en mi agenda para mí misma, para hablar y reír con amigas, para besar y abrazar, para hacer deporte, para estar con la familia….

 

Mucha gente me dice que vivo las cosas deprisa, que soy demasiado intensa, que corro y no me paro… El tiempo nunca vuelve hacia atrás por desgracia, ¿para qué perderlo entonces? Seguro que me caigo y me equivoco por el camino, pero desde luego tengo claro que a estas alturas (y edades) no está la cosa para pensar tanto y si más para hacer tanto.

 

Al final, la moraleja es bien sencilla y por supuesto obvia, no hace falta explicarlo mucho: “vive hoy…mañana ya se verá”.

 

No voy a extenderme mucho más….voy a decirle a mi chico que le quiero, a mis hijos que pongan música y bailen, a llamar a una amiga para charlar, a mandarle un mensaje a los que me importan, y cuando acabe, me acostaré sabiendo que hoy he vivido, de verdad.

 

Mi canción elegida es para disfrutar, para cerrar los ojos y oírla alto, dejar la imaginación volar y pensar en ti mismo, una canción que he compartido con amigos, con mi pareja, en soledad…una canción para vivir.

Espero que os guste.

Tema musical seleccionado: httpa://youtu.be/15JUFWoeTGM

 

Esperanza Salvatierra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario