“TERAPIAS”

No sé si afrontar la vida bajo las directrices de la psicología conductual o la corriente cognitiva. Esa duda tengo, que ya de por sí es un ejercicio filosófico repleto de corrientes y autores, muchos de ellos desconocidos para la nueva humanidad del siglo XXI. Es ese numeroso género humano que se hace selfies, al que me refiero.

Pues en ello estoy, y eso me pasa por leer y por ir al psicólogo. A varios, en realidad, pues me estoy buscando a mí mismo, cosa que me está saliendo por un pico. Recuerdo la primera vez que acudí a un psicólogo Gestlat, no sin cierta precaución porque tengo una nariz de corte hebreo y temía que me pusiera una estrella de David en la frente y me enviara al gueto.

Pero aunque la palabra Gestalt da un poco de grima, nada más lejos de mis temores. Tiene que ver con la cosa holística, y eso también da susto. A mí me llega un holístico y me pongo en guardia, porque seguro que me quiere vender hierbas y una certificación en crecimiento personal.

Los holísticos tratan todo desde el punto de vista global, hasta tu cartera. En las sesiones intentan que comprendas que el todo es mayor que la suma de sus partes, y tú como español puedes entenderlo si aplicas el número de corruptos entre las distintas comunidades autónomas que dan como resultado España. Pero de ahí a tener que cargar con el peso holístico de tu ser va un trecho bastante grande.

En cuanto a mis conductas, también trato de modificarlas. Son producto de las diferentes vivencias que he tenido desde que tomé consciencia del mundo cuando descubrí la televisión, en blanco y negro y con Valentina y Locomotoro. Eso marca, y siempre me he enamorado de mujeres como mi heroína televisiva de los años 70. De hecho, me case´con una parecida, pero tuve que modificar el comportamiento a los varios años porque eso era insufrible. Desde entonces no me caso por impulsos y he cambiado de tipo de mujer.

Las mujeres suelen ser conductistas, pero también las hay cognitivas. Mucho, en realidad. De ahí mi duda, mi confusión, mi cruce de caminos.

Igual algún día lo averiguo y espero que sea pronto, porque a este paso la suma del todo nos va a crujir a impuestos.

 

Rafael Gonzalez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario