¿Cómo piensas que puede construirse una persona?

 

Esta pregunta puede ser una de las más repetidas entre los grandes manadas de lobos que impera actualmente en nuestra sociedad. Lobos con cara de grandes multinacionales, empresas de marketing, empresas de publicidad y toda aquella que piense que puede detectar las diferentes necesidades que tiene el ser humano.

Todas estas manadas de lobos juntos, con sus actuaciones, con sus mensajes, muchos de ellos dañinos para nuestro subconsciente, rondan, acechan a sus posibles víctimas y tan sólo con su cercana presencia, empiezan a provocar la violencia entre aquellos que los perciben.

Empiezan a bombardear las mentes de la personas con sus mensajes materialistas y consumistas a la misma vez que estudian las reacciones de estos seres para así poder preparar el nuevo ataque y de esta forma poder seguir minando sus poderes de decisión.

Porque los lobos sólo quieren tener a sus presas pendientes de ellos, que las mentes de las posibles víctimas no vean ninguna posibilidad de escapatoria, que mantengan solo sus pensamientos en los mensajes que ellos les envían, sólo en esos, en nada más.

Lo que no saben los lobos, es que hay algunas de esas posibles víctimas que son capaces de retirarse la piel de cordero y desde la posibilidad de ser oídos en sus mensajes, hablan de “ya basta”, hablan de sus costumbres, hablan de sus acciones, hablan de querer cambiar, de abandonar ese espacio donde las diferentes manadas de lobos han querido encerrarlos, hablan de vivir desde la libertad de poder ser personas libres.

Libres desde su pensamiento, desde sus acciones, desde sus creencias, desde sus emociones. Ante esta demostración de libertad, los lobos empezaran a retroceder, a volver a sus guaridas.

Han comprobado que la mente humana empieza de nuevo a sentir la libertad y quiere ser la protagonista del cambio que se avecina.

La mutación de la sociedad ha comenzado.

Adolfo López García

Escritor&Coach

www.adolfolopezgarcia.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario