¿Qué ocurriría si un buen día nos levantáramos y nadie, ni personas ni medios de comunicación hablarán de la palabra “crisis económica”?

 

¿Cómo te sentirías?

 

¿Qué sensación has tenido?

 

Cierra los ojos y disfruta de la sensación, de la emoción que hace que tu mente no piense en esa palabra que se repite hasta la saciedad en todo nuestro entorno. Por un momento, date la satisfacción de ser feliz contigo mismo.

Disfruta.

Piensa, reflexiona, valora si esa palabra que se ha usado de forma reiterada te ha dado o te ha restado gran parte de tus energías en los últimos años.

¿Has avanzado o has retrocedido en ti mismo como persona?

¿Cómo valoras el tiempo que has dedicado a pensar en todo lo negativo de dicha palabra?

Pensemos por nosotros mismos y podremos darnos cuenta del tiempo de nuestra vida que hemos perdido pensando en como podríamos solucionar esto que han bautizado como “crisis económica”.

Hemos malgastado nuestro tiempo buscando una solución a un problema que se han inventado, que realmente ni ha existido ni existe en la actualidad.

No podemos encontrar solución a aquello que no existe, todo ha sido un gran invento, con el único fin de tapar el verdadero problema de la situación actual.

Realmente ha habido, hay y seguirá habiendo una gran crisis en los próximos años. Esto es así porque hasta que no decidamos llamar a las cosas por su nombre, hasta que no queramos identificar cual es el problema, seguiremos inventándonos recetas que no lucharán, que no serán efectivas contra la verdadera enfermedad que nos atenaza, que oprime a la actual sociedad.

La verdadera crisis es…. EDUCATIVA.

¡Deja de permitir que te mientan!

¡Deja de mentirte!

¡Abre tus Ojos!

Adolfo López García
Escritor&Coach
www.adolfolopezgarcia.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario