“Tuve la suerte de encontrarme a mí mismo”

 

Cuando alguien padece una enfermedad grave y sobrevive, generalmente decimos que “ha tenido suerte”.

Cuando alguien encuentra un trabajo, también decimos que “ha tenido suerte”.

Cuando te mantienes en un estatus socialmente reconocido, generalmente hablamos de suerte.

Pero cuando la vida te da un revés…

¿Qué decimos?

En muchas ocasiones ponemos al destino como protagonista de nuestra vida y así nos consolamos.

Nos limitamos a hablar de nuestra suerte cuando los acontecimientos navegan en el rumbo de nuestros deseos y la mala suerte o la desgracia cuando son contrarios. Con ello, lo único que hacemos es limitar el concepto de nuestra vida.

Mi vida, en la que muchos acontecimientos negativos y muchos más positivos me han acompañado es “mucho más que eso”.

Decide tú navegar el barco de tu vida y encaminar el rumbo. Hemos nacido, y así estamos fabricados, con el poder de modificar nuestros hábitos, nuestras creencias y valores.

Nuestra vida es fruto de nuestras acciones y esa es nuestra decisión. Es ahí donde nosotros, como seres humanos libres podemos incidir.

No utilices la SUERTE como excusa, ni en lo bueno ni en lo que no desees.  Recuerda que los sueños son deseos y los deseos se pueden convertir en realidad.

¡Depende de ti!

Actitud, voluntad y enfoque.

No dejes que la suerte marque tú destino. No dejes que una crisis cierre tus ojos: http://adolfolopezgarcia.com/producto/oferta-lanzamiento/

 

Adolfo López García

Escritor&Coach

www.adolfolopezgarcia.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario